domingo, 10 de abril de 2011

Soltando





Suelto amarras
de padres e hijos.

Beso sus orillas
amo sus anhelos.

Permito
y me doy a mi
lo que he venido
a ser.

Pura gracia,
única e igual
que tu.



 Imágen Keit Mallet

3 comentarios:

Ananda Nilayán dijo...

El primer paso apara ser y darse permisos, es efectivamente soltar amarras de padres y también dejar a los hijos permitirse ser y realizarse, todos como personas independientes que viven su vida.
Si, única e igual, somos así.
Amor, siempre amor, y gratitud.

Qué poemazo.

Besos y gracias

Marisa dijo...

El verdadero sentido
de la vida,
el ser,
dándose.

Profundo y con gracia.

Besos

alma dijo...

Dejar ir es fluir